miércoles, 8 de octubre de 2008

El primer testimonio musical.

En la Dordogne francesa, se encuentra la gruta de “Les Tríos Freres” de unos 40.000 años de antigüedad. En su interior se conserva un buen ejemplo de arte parietal, es decir, de grabados que el hombre prehistórico realizó en las paredes de la caverna.

Aquí tiene una imagen del conjunto.



Pero a nosotros nos interesa un elemento concreto. Se trata de un bailarín situado en la zona central que tiene una mascará en forma de cabeza de animal. Entre sus manos sostiene un arco resonador, es decir, que está pulsando la cuerda para generar sonido. Aquí tienes el detalle.



Se trataría del testimonio más antigüo relacionado con la música. En teoría el bailarín enmascarado sería el chaman, el sacerdote de la tribu. Aparecen representados con frecuencia en el arte parietal, siempre con máscaras de animales y pose de baile. Aquí te dejo otra imagen.

Aquí una imagen completa.

1 comentario:

Heidi Honda dijo...

Donde me han dejado la partes de las canciones..?!
='(